Fichajes
Deportivo de La Coruña

Fichajes y ventas: ¿Qué necesita el Dépor?

Un verano más, las oficinas del Deportivo de La Coruña echarán humo. El nuevo entrenador, el cambio de sistema y la marcha de alguno de los jugadores importantes de la pasada campaña darán más de un dolor de cabeza a Carmelo Del Pozo. El segoviano se mostró optimista hace tan solo un par de semanas, pero las cosas parecen haberse torcido. Aseguraba que estaban en disposición de mantener a la columna vertebral, pero las marchas de Edu Expósito y Quique González han mermado mucho a un equipo que ha perdido ya a seis titulares la temporada pasada. El Deportivo necesita fichajes.

Para más, la situación económica no ayuda. Tras no lograr el ascenso en su primer año, el Deportivo pierde esa pequeña ventaja que le suponía provenir de la Liga Santander. Ahora, sus condiciones se asemejan cada vez más a la de la mayoría de clubes de Segunda División, por lo que el proyecto deportivo será la única baza a la hora de convencer a los nuevos fichajes. La marchas de Edu y Quique han llenado un poco las arcas, pero, según se informa desde el propio club, el Dépor sigue sin poder afrontar un pago por un traspaso. Con el horizonte muy gris, desde Abegondo se buscará esa luz que ilumine el futuro del Deportivo.

Portería cerrada

Si bien jugadores como Domingos Duarte, Carlos Fernández o Saúl García no seguirán el próximo año, uno de los indiscutibles en la 18-19 como es Dani Giménez sí se quedará. El portero vigués fue uno de los hombres de la temporada y confirmó su continuidad en el equipo nada más caer eliminado ante el Mallorca. Su fichaje había generado dudas, pero, pese a haber contado con cierta inactividad durante campañas anteriores, se ha eregido como uno de los guardametas de la categoría.

El que no continúa bajo palos es Adrián Ortolá. El canterano del Fútbol Club Barcelona finalizó su cesión y volvió a la Ciudad Condal tras una temporada en la que no llegó a debutar en liga. Pese a sus pocos minutos, su comportamiento y el alto grado de compromiso con sus compañeros le bastó para ganarse el cariño de Riazor en más de una ocasión. Para cubrir su plaza ha llegado Koke Vegas, tercer portero del Levante hasta hace unos días, al que Del Pozo conoce de su anterior etapa en el Levante.

Una defensa con una pata más alta que la otra

Las bajas más numerosas han tenido lugar en la zaga. Domingos Duarte y Pablo Marí, pareja indiscutible la pasada campaña, finalizaron su cesión y volvieron a sus equipos. Por su parte, Saúl García llevó sus maletas a Vitoria tras finalizar su contrato con el club. Por otro lado, los regresos tras cesión de Gerard Valentín y Juanfran Moreno han sobrecargado el lateral derecho, dónde ya estaban David Simón y Eneko Bóveda. Aunque el vasco puede también ocupar la zona central, lo más previsible es que dos de los cuatro abandonen las arcas blanquiazules. No se cuenta con Gerard Valentín y desde el club siguen esperando ofertas por Juanfran, aunque no se descarta su continuidad. 

Otro gallo canta al otro lado del campo. Tras la marcha de Saúl, Diego Caballo se ha quedado como único carrilero izquierdo. Desde el club se trabaja en traer un nuevo lateral, ya sea para relevo del salmantino o para disputarle el puesto al ex fabrilista. Sin nada aún cerrado, suenan como nuevos fichajes Brian Oliván (Cádiz CF), que disputó 15 partidos con el Cádiz la temporada pasada, y Andoni López Saratxo (Athletic Club), que en la 18-19 jugó 18 partidos en el Almería.

La zona central no se encuentra en una situación mejor que la del lateral izquierdo. A las ya comentadas bajas de Duarte y Marí, hay que sumar la de Íñigo López, lo que ha dejado en cuadro a una defensa en la que solamente permanece Michele Somma. De forma acertada, el Deportivo se movió rápido y firmó nada más abrir el mercado al central griego Vasilios Lampropoulos. Ahora se busca un tercer central e, incluso, un cuarto, dependiendo  de la decisión de Róber Pier sobre su continuidad. Otros fichajes que se han valorado en las últimas semanas han sido Nolaskoain (Athletic Club), Chumi (Barcelona), Hugo Díaz (libre) y Jonathan Panzo (AS Mónaco).

El centro del campo perdió a su maquinista

La sala de máquinas es, sin duda, la zona más incierta. La salida de Edu Expósito ha dinamitado la dupla con Bergantiños, indiscutible en el tramo final de la pasada temporada. Sin embargo, la presencia en la plantilla de jugadores como Pedro Mosquera o Vicente Gómez limitan los movimientos en el centro del campo. Sus elevadas fichas y prestaciones en tiempos pasados dificultan la llegada de un nuevo mediocentro de nivel. Desde el club se espera un paso adelante en uno u otro sentido de ambos jugadores. Al lado de uno de estos dos, se situará Álex Bergantiños, que necesitará de un recambio de perfil destructivo para dosificar sus minutos. Para este apartado, se ha rumoreado la llegada del ex fabrilista Samuel Piette (Montreal Impact).

Las alas están preparadas para volar

El esquema de partida de Juan Antonio Anquela apunta a su clásico 4-2-3-1. Con esta formación, en el tercer escalón del juego se situarán dos jugadores que deben aportar amplitud y profundidad desde los costados. La banda izquierda parece cubierta con Borja Valle y Borja Galán. Como ya hiciera en el año del descenso, el tramo final del berciano le ha valido para demostrar que es jugador para el Deportivo. En la recámara, el ex fabrilista Galán esperará su oportunidad tras una temporada en el Alcorcón.

En la derecha surge la gran incógnita. El destino de Fede Cartabia parecía llevarle lejos de la Torre de Hércules tras la consumación del «no ascenso». Sin embargo, pasan los días y las ofertas siguen sin llegar. Actualmente, según informan varios medios, el jugador se encuentra en negociaciones para bajar su ficha y quedarse en A Coruña una temporada más. Si el argentino se terminase quedando, sería uno de los grandes fichajes del verano. Pedro Sánchez sería el otro inquilino con posibilidades de ocupar el sector diestro.

Dos mediapuntas que han enganchado a la afición

El tercer eslabón de ese penúltimo peldaño del esquema de Anquela cuenta también con un mediapunta que sirva de enlace entre defensa y ataque. Al no contar con esa figura durante la temporada pasada, Carmelo Del Pozo rastreó el mercado y consiguió dos fichajes que han vuelto a enganchar a la afición. Aunque el sentido común dicta que ambos serán titulares, sobre el papel de la planificación, parece que Ager Aketxe y Gaku Shibasaki deberán pelearse para estar en el once.

Un sueño que parece cada vez más difícil es la llegada de Juan Carlos Real. El también ex canterano del Dépor acabó contrato el pasado 30 de junio, pero tiene opciones de jugar en Primera División e incluso en el extranjero. A día de hoy, su fichaje está más cerca de la utopía que de la realidad, pero desde A Coruña no le quitan ojo a sus movimientos.

Una punta de lanza aún por afilar

La marcha de Carlos Fernández fue un duro palo para el Deportivo. El sevillano había sido, durante gran parte de la temporada, la baza a la que agarrarse para intentar sacar los partidos adelante. Una vez confirmada la presencia del Dépor en Segunda División durante la siguiente temporada, muchos supieron que la magia del internacional sub-21 tenía difícil pisar Riazor en un tiempo. Con el paso de los días, la tormenta se calmó y una nueva ilusión se germinó a partir de un Quique González que había sido segundo máximo anotador del campeonato. 17 goles, que se dice pronto. Sin embargo, su futuro corrió la misma suerte y, ante una oferta de Primera División, el Deportivo no tuvo más remedio que dejarle ir.

La situación de la delantera es, quizás, la más delicada. La marcha de los dos arietes titulares, a la que hay que sumar una posible salida de Christian Santos, dejaría en blanco la zona del 9 blanquiazul. Por ello, con el objetivo de sumar dos o tres fichajes a esta parcela, ha habido rumores alrededor de infinidad de nombres. Los que han sonado con más fuerza son los de Samuele Longo (Inter) y Mamadou Koné (Leganés). Algunas otras opciones que se barajan son Sam Shash (Tottenham), Carlos Fernández (Sevilla) y Borja Bastón (Swansea City).

Mención aparte merece la situación de Diego Rolan. El uruguayo no cuajó, ni mucho menos, una gran temporada durante el año anterior y fue más mencionado por lo extradeportivo que por lo deportivo. En A Coruña no cuentan con él y, por lo que se ve en los entrenamientos, él tampoco tiene muchas ganas de quedarse. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *